Dentro de la programación del I Encuentro “Almería desde la Imagen” ha tenido lugar el Taller “La imagen invernada”, impartido por el fotógrafo Francisco Bonilla, un profesional almeriense de amplia trayectoria nacional e internacional. El Taller se ha centrado en la explicación teórico-practica de distintas técnicas para explorar y desarrollar todo el trabajo fotográfico que se puede llevar a cabo en el ambiente de los invernaderos almerienses.

        La sede del Taller era la Estación Experimental Cajamar. Allí, dentro de un invernadero dedicado a la producción de múltiples variedades hortícolas (tomates, pimientos, berenjenas, acelgas..) algunas muy poco comunes y llamativas, nos mostró al principio la importancia de la luz, las horas adecuadas para las tomas, los juegos de luces y sombras, las texturas y las secuencias o ritmos que podemos encontrar tanto en las plantas o frutos como en las estructuras y la tecnología que existe dentro de un invernadero moderno, todo digno de ser captado y dentro de una filosofía de respeto hacia el modelo agrícola almeriense, su influencia en la sociedad y economía local, provincial e incluso nacional, y que podemos y debemos contribuir a difundir con nuestras fotografías.

 Después se pasó a una explicación y muestra de cómo confeccionar y usar un amplio conjunto de accesorios para matizar o filtrar la luz (reflectores, ventanas, paraguas, pantallas, filtros de fácil confección…) así como el uso adecuado del flash externo en combinación con los medios anteriores. Se hicieron ejercicios prácticos, realmente interesantes y con participación de todos los asistentes, que pudimos comprobar los cambios en la imagen obtenida con la cámara en función de los medios y técnicas usadas. Se trabajó también la macrofotografía y sus materiales específicos y una iniciación a la fotografía de producto.

        En resumen fue un Taller muy atractivo y bien diseñado, que despertó el interés de todos los asistentes y que para todos se quedó corto, ya que habríamos pasado muchas más horas aprendiendo de forma directa de un excelente profesional que además se mostró como una persona aún  más excelente.