Poco podría haberse imaginado nuestro añorado Manuel Falces que su gran proyecto, unas décadas después, estaría tocado de muerte como claramente parece estarlo en estos momentos.

                        Un día, allá por 1.990, Falces pensó, imaginó a lo grande. Ideó el que quizás haya sido el evento fotográfico más importante celebrado en Almería y uno de los más importantes a nivel nacional. Uno de los acontecimientos culturales de mayor relevancia acontecidos en nuestra tierra. “IMAGINA” supuso convertir Almería en un centro neurálgico donde fueron confluyendo las más importantes figuras de la fotografía a nivel mundial. A la vez que nos mostraban sus obras en el incomparable marco del claustro de la Escuela de Artes, realizaron algunas fotografías en nuestra provincia que fueron reunidas en una irrepetible muestra y un catálogo hoy considerado de colección.

                        Esa fue la idea y el germen del Centro Andaluz de la Fotografía. Tras mucho trabajo y lucha de Manuel Falces y sus colaboradores, el 24 de noviembre de 1.992 el Boja publica la creación del C.A.F. “Configurado como el ente idóneo para la realización de actividades propias en cuanto Centro de investigación, recopilación y difusión de la fotografía como manifestación cultural. Dicho centro tendrá su sede en la ciudad de Almería.” Bajo la dirección de Falces, con el apoyo institucional y dotado de un considerable presupuesto, el Centro comienza su andadura.

                        Cabe la duda de si se es verdaderamente consciente de lo que ha supuesto y lo que ha representado el C.A.F. para Almería y para Andalucía. El Centro se ha convertido en un referente para el mundo de la fotografía, siendo el único centro público de estas características en todo el país. Es un polo de atracción tanto para todos los grandes fotógrafos, como para un público cada vez más interesado en sus propuestas. Se puede consultar su historia y su importancia en el número siete de nuestra revista “Digital Indalofoto” (https://issuu.com/byruso/docs/revista_digital_indalofoto_numero_7).

                        Sin embargo, a lo largo de los últimos diez años, una nefasta gestión política llena de decisiones arbitrarias, erróneas e incluso interesadas, unida a una completa insensibilidad hacia la fotografía como expresión artística, ha llevado al C.A.F. al estado de agonía en que se encuentra. Han ido matando al Centro con el silencio cómplice de los responsables políticos encargados de defender los intereses de nuestra tierra ante la Administración andaluza y, por qué no decirlo, también con la pasividad de los que algo tenemos que ver con la fotografía en Almería.

                        La asunción por parte de la Consejería de Cultura de parte de las competencias del C.A.F., creando una gestión bicéfala que no llegó a funcionar durante mucho tiempo, fue el primer síntoma de lo que vendría después. Una reducción drástica del presupuesto continúa matándolo de inanición en los siguientes años.

                        Se insiste en una muerte premeditada cuando se le priva del pulmón que suponían unos estatutos sólidos para integrarlo en el recién creado Centro Andaluz de la Imagen, abandonado igualmente y que nunca llegó a tener contenido ni presupuesto decente hasta su desaparición. En el colmo de la insensatez, en lugar de devolver en ese momento al C.A.F. su estatus institucional y sus estatutos, simplemente se le integra como una actividad más del área audiovisual de la Consejería de Cultura.  A partir de ahí, El C.A.F. ya no es El C.A.F. tal como se creó. Se deja patente cuando la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales crea la Dirección de Programas de Fotografía para su gestión negándole una vez más la personalidad jurídica que le arrebataron.

                        Finalmente, la nueva administración política de la Junta, pretende retirarle la poca respiración asistida que aún lo mantiene con vida, suprimiendo la Dirección de Programas de Fotografía para crear algo que ha dado en llamar Dirección de Artes Visuales, con sede en Sevilla (cómo no) y que aún no sabemos qué va a ser, a qué se va a dedicar y qué contenido va a tener. Lo que sí es seguro que nada tendrá que ver con lo que ideó y creó Manuel Falces.

                        Una vez más a los almerienses se nos afrenta y agravia por parte de la Administración Autonómica. Una vez más se nos desprecia pretendiendo eliminar y privarnos de una de las instituciones culturales más importantes de España y que tantas satisfacciones ha dado a esta tierra convirtiéndola en uno de los lugares imprescindibles del mundo de la fotografía del país. Basta ya de tanta arbitrariedad e incompetencia.

                        Desde el Grupo Indalo-Foto queremos dejar patente nuestro rechazo a la desaparición del C.A.F. con tal. Como entidad almeriense implicada desde hace más de treinta años en la divulgación y creación fotográfica reivindicamos, exigimos al actual Gobierno Andaluz que reconsidere sus decisiones y devuelva al Centro el carácter institucional que nunca debió perder. Queremos que el C.A.F. vuelva a ser tal como se creó, con unos estatutos acordes y un presupuesto adecuado a la labor para la que se creó.

                        Hacemos un llamamiento a representantes políticos, a instituciones culturales, fotógrafos, artistas, al público en general para que levanten la voz y defiendan con decisión lo que es nuestro, lo que un día un almeriense ideó y creó para Almería y Andalucía. Hagámonos oír, hagamos llegar, desde todos los estamentos, a los responsables de devolverle la vida, nuestro más contundente apoyo al C.A.F y nuestro más rotundo rechazo a su desaparición.

Grupo Indalo-Foto